Fondos Estructurales 2014-2020

La política de cohesión es un instrumento de primer orden para la inversión, el crecimiento y la creación de empleo a escala de la UE y para las reformas estructurales en el nivel nacional. Su objetivo es apoyar la creación de empleo, la competitividad empresarial, el crecimiento económico, el desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en todas las regiones y ciudades de la Unión Europea.

 

Un objetivo importante de la Unión Europea es fomentar la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros. La política de cohesión es, en este sentido, el instrumento principal para reducir las disparidades entre las regiones europeas y, por ello la mayor parte de los fondos de la política de cohesión se concentran en los países y regiones europeos menos desarrollados.

 

En concreto, la política de cohesión facilita la estrategia y el marco de inversión necesarios para alcanzar las metas de crecimiento fijadas en la Estrategia Europa 2020. La UE se propone lograr cinco objetivos específicos para 2020 en materia de empleo, innovación, educación, inclusión social y clima/ energía. Cada Estado miembro se ha marcado sus propias metas nacionales en estos ámbitos.

 

A fin de lograr estos objetivos y responder a las diversas necesidades en materia de desarrollo de todas las regiones de la UE, se han reservado 324.940 millones de euros [1] – casi un tercio del presupuesto total de la UE – para la política de cohesión 2014-2020.

 

La política de cohesión se ejecuta a través de tres fondos principales: el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo de Cohesión (FC) y el Fondo Social Europeo (FSE). A través de estos fondos en el período 2014-2020 se fijan los siguientes objetivos:

 

  1. "Inversión en crecimiento y empleo", con el apoyo de todos los Fondos.
  2. "Cooperación territorial europea", con el apoyo del FEDER.

 

En el marco del objetivo de "Inversión en crecimiento y empleo", Castilla-La Mancha como región de transición, recibe ayudas del FEDER y del FSE a través de dos Programa Operativos de carácter regional.

 

 

 

Los Fondos de la política de cohesión, junto con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), constituyen los Fondos EIE - Fondos Estructurales y de Inversión Europeos.